Mi travesía por el desierto

"Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo"

Copyright © All Rights Reserved

 

Mi travesía por el desierto

 

 

 

 

 

 

Esta etapa de mi vida se remonta a febrero de 2010 y avanza hasta marzo de 2011, 13 meses de mi vida los cuáles los defino con el siguiente título: “Mi travesía por el desierto”

 

Un pasaje muy confuso…por circunstancias varias tuve que dejar de estudiar y ponerme a trabajar más seriamente durante el invierno, encontré un empleo después de buscar durante una semana. Comercial a puerta fría vendiendo telefonía fija e internet…comisiones aceptables y debido a mi capacidad de trabajo decidí intentarlo ¿por qué no?, horario de 9 a 19 horas, mi mejor traje, más bien el único, y a la calle…

Debido a mis persistencia y a mis ganas de obtener un salario, empecé a crecer en la escala piramidal de esta empresa, mejore ostensiblemente mi comunicación verbal y no verbal, y a liderar sobre personas siendo un ejemplo para ellos, mucho trabajo y sacrificio, entre los cuáles se encontró un cambio de ciudad, Córdoba me acogió durante 8 meses…

 

 

Mi odisea consistió en dejar de un lado el deporte, a mis amigos, y mala alimentación...

 

En febrero de 2012 visité mi querida Granada y mi antiguo piso, mi mejor amigo Rubén… cuántas vivencias hemos compartido, las cuáles solo tú y yo sabemos… Y en ese momento el destino me brindo la oportunidad de volver a mi hogar, me mire en el espejo vi en lo que me había convertido (una masa de 120 kilos…), ver todo lo que tenía abandonado, y pensé como me quería ver dentro de un año….

Al día siguiente salí a correr, no aguante ni 13 minutos, y dije ¡MAGNIFICO!, mi margen de mejora es ¡brutal!...

 

 

Dos años después gracias a José María Carrasco (Scootty) perdí 30 kilos y sobre todo disfrutaba de nuevo del deporte y de mi salud, acabó mi travesía por el desierto…